h1

La cólera de la pobreza

noviembre 1, 2010

Hablar de cólera en el primer mundo es como hablar de anorexia en el África Negra, una frivolidad.

Haití, después de 10 meses vuelve a la palestra de la que nunca tenía que haber caído.

En su momento nos conmocionó ver a tanto negrito indígena salpicado del blanco de la escombrera que eran sus casas. Pero el fervor humanitario poco a poco se fue apagando, hasta que Haití volvió a ser el vecino pobre de nuestro ansiado Caribe dominicano.

Como tantas veces, las promesas de ayuda económica nunca se materializaron porque por el camino teníamos que salvar a nuestro sólido sistema financiero y a lo más que se llegó fue a condonar deuda que por otra parte era de difícil o imposible cobro.

De tal forma que Haití, el país no africano más pobre del mundo, después de nadar en la inmundicia todo este tiempo padece ahora una lógica epidemia de cólera.

La industria farmacéutica, el sector económico que más ha crecido en la última década (por encima de la banca) investiga principalmente en las enfermedades del primer mundo. De ahí que los medicamentos más vendidos en términos absolutos sean para el tratamiento de la depresión, el colesterol y la diabetes.

Estas enfermedades afectan únicamente a un 15% de la población mundial y sin embargo las farmacéuticas destinan un 85% de sus recursos de I+D a combatirlas.

De los últimos 15.000 fármacos patentados sólo cuatro eran para luchar contra el cólera y se crean para proteger principalmente a los cooperantes occidentales en zonas endémicas.

Todavía tenemos presente los fastos de la Gripe A con el beneplácito de la OMS. Compañías como Roche y su Tamiflú se hicieron de oro a costa de propagar el miedo en los países con posibles. Pero el miedo no surte efecto en aquéllos que no tienen nada de nada y necesitan palpar la realidad para reconocer la amenaza de una epidemia.

Sirva esta nueva crisis sanitaria para que de una vez por todas se investigue una vacuna definitiva del cólera y, sin intereses bastardos que hagan su precio inaccesible, se erradique, también de una vez por todas, esta enfermedad.

Anuncios

3 comentarios

  1. […] Las farmacéuticas no invierten en paliativos del cólera arenglonseguido.net/2010/11/01/la-colera-de-la-pobreza/  por freud66 hace 3 segundos […]


  2. Pues Antonio, una vez más me dejas sin palabras. Mira que me resulta a veces díficil ponerte un comentario, simplemente porque no queda más que añadir y es mejor no estropear la perfección. Un abrazo.


    • Gracias Martuca por tus comentarios y sobre todo por ser capaz de dejarte sin palabras. Eso sin duda es producto de que te he hecho pensar.

      Besos.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: