Posts Tagged ‘religion’

h1

Sobre pulpos y otras deidades

julio 19, 2010

Cuentan que en tiempos de sequía, hace ya unos años, en una población burgalesa el pueblo en masa acudió a la iglesia para pedir al cura que sacara al santo en procesión para que con su intermediación lloviera. El cura se asomó a la escalinata de la iglesia, miró hacia el cielo y dijo: “yo si queréis lo saco. Pero no está el cielo como para llover”.

La superstición y la religión son todo uno. Un país como España que durante 40 años fue la Reserva Espiritual de Occidente no puede negarle el pábulo a otras deidades paganas.

El 75% de los españoles se declara católico. Las fiestas de homenaje a santos, vírgenes y patronos engalanan las calles con guirnaldas y farolillos rojigualdas. Por su parte, la suprema, la de Semana Santa, no está entre las principales maravillas de la UNESCO porque faltaba un sello al presentar la candidatura.

Iniciativas democráticas como el aborto o el matrimonio homosexual se enconan con los preceptos básicos religiosos echando a la calle a miles de familias que pronostican el abocamiento al fin de la civilización.

La superstición es necesaria allí donde la habilidad de uno no llega. La encomienda a Dios para la sanación del pariente, el aprobado de la hija o el Premio Gordo constituye el último recurso del solícito creyente. Nadie asiduo a Bricomanía reza un Padrenuestro antes de empezar a componer un dispensador de kleenex, porque controla la situación.

De entre las imágenes más llamativas de este Mundial destaco las escenas de solemnidad mística. En los prolegómenos de cada partido resultaba curioso ver a los jugadores santiguándose con vehemencia y poniendo su éxito en las manos (o pies) de su particular becerro de oro. De toda esta escenificación, por otra parte nada nueva, me llamaba la atención cómo decidiría Dios a quién dar la victoria puesto que ambos se encomendaban a Él. Supongo que Dios ante la disyuntiva de no mostrar preferencia por ninguno de los dos y por mor de su ecuanimidad a la par que magnanimidad optaba porque ganara el que más goles metiera.

Una religión tan iconoclasta como la Católica a la que sólo le falta, al más puro estilo Ned Flanders, el álbum de cromos nos ha mostrado a Dios en una nueva forma, la de un pulpo.

¡Qué grande Paul y su desparpajo en la predicción de los ganadores! Un animal que por no tener no tiene ni tronco ha demostrado ser más fiable que muchos miembros permanentes del Santoral. Los momentos estelares de su actuación han copado todos los medios de comunicación retirando protagonismo a los otros “pulpos” de lo ajeno que moran en la costa levantina.

Poco más tiene que demostrar Paul. Es por ello, que reivindico una mayor consideración de la sociedad hacia los moluscos, empezando por la inclusión en el Código Penal del pulpo a feira y la construcción de una ciudad pulpística a la vera de la Catedral de la Almudena para deshonra, chanza, burla y mofa de otros adivinos de mitra, báculo y anillo pastoral.